Sistema TV
Síguenos
Facebook
Twitter
Youtube
Canales
 
más info

Es como si incluso mi corazón se estuviese preparando para correr, mi respiración va en progresión. Mi cuerpo no deja de temblar y no lo puedo controlar, mis pupilas se dilatan y mis músculos quieren más, siento que necesito gritar. Un nuevo reto va a comenzar. Estoy en la pista, en el carril asignado y el público me está observando, sé que los tengo en tensión y las ganas de dar el primer paso me están desesperando. Frunzo el ceño en el preciso momento en que capturo mi sueño ,recibo una fuerte carga de seguridad , tengo el objetivo de frente y no hay Santo que me haga parar, me levantan bandera blanca ya estoy habilitada para saltar y, como en cada competencia, siento que puedo tocar el cielo.

Recuerdo que siempre fui cuestionada por mis compañeros de high school , me saturaban con preguntas sobre el atletismo que yo respondía instantáneamente, inspirada en la pasión que despierta en mi este deporte. Pero cuando salía de la escuela tenía dos largas horas de viaje para llegar a la pista ,entonces las preguntas me las hacía yo. ¿Valdrá la pena?¿Por qué lo hago? Durante el viaje tenía la soledad sufuciente para meditar, el tiempo adecuado para conseguir una respuesta que sustente mi sacrificio diario.Y también me acompañaba el paisaje ideal: mi ciudad, Lima, Perú. Como limeña, aseguro que es de los mejores lugares para meditar un “por qué”, las calles congestionadas de gente humilde y trabajadora me daban razones y respuestas concretas. Desde las mujeres que vendían caramelos en la transportación pública, que me dieron ejemplo de honrradez y dignidad; hasta los adultos mayores enseñandome a como vencer el cansancio. Ya en la pista mis dudas y contradicciones perdían valor, porque tenía la razon ante mis ojos y el significado de lo que realmente siento como deportista. Y es que serlo no me hace insensible, quizas me covierte en una joven más seria, no me hace aburrida pero me limito a no tener una vida descoscontrolada. Implica estar preparada para manejar la decepción que siento al no lograr alguna marca requerida, aprendí a tener la frente en alto aun cuando he tocado fondo, y desarrollé la madurez para trabajar con profesionalismo, dejando los problemas atrás durante las practicas. No todo es sentir presión, como algunos lo dejan ver , es mi medio de desahogo, un escape ,confieso haber sentido depresión y a cada terapia en la pista le debo mi bien estar y el haber salido adelante. Las palabras que callaba, las liberaba con energía en cada zancada para realizar algún salto y las penas… las sudaba. Esa era mi respuesta cada vez que me decían "el deporte no te deja nada” Me dejó ser libre, me permitió soñar, me abrió las puertas de un mundo diferente !Qué poco sabe la gente de todo aquello que el deporte puede brindar!

Llenaría cientos de páginas si me dedicara a relatar las experiencias que he vivido en el ámbito deportivo, pero hay escenas que quedan para siempre ,que marcan un antes de un después ,un “quisiera” de un “lo voy a tener”, “un pronto” por un “lo logré”. Junto a mi equipo solíamos hacer campamentos en la playa , entrenábamos el cuerpo y el alma , nos llevaban al tope , pero hubo un día en el sentía que no podía más , mis piernas no querían responder , estaba llena de arena y el sol no mostraba compasión alguna al verme caer , todo el equipo iba adelante de mí ya que las carreras me había causado un gran desgaste. Los podía observar alejarse y me dije “si ellos pueden yo puedo avanzar” , recordé mis viajes diarios a la pista, las dietas estrictas que tanto me costaban y del corazón se me escapo el recuerdo de mi madre trabajando día y noche por mis sueños , por verme bien , me incorporé lentamente, lo hice por mi y por los sacrificios que hacia mi madre para verme surgir ,esa fue la última vez que paré. El dolor y el cansancio ya no tuvieron valor para mí , fui tras el grupo a seguir practicando y hasta hoy esa experiencia en mi sigue sonando como bien dice mi madre “tú sigue adelante que Dios está obrando”.

Por Candy Toche Zevallos
Candy Toche Zevallos es peruana de nacionalidad y estudiante atleta de la Universidad Metropolitana, actualmente cursa su segundo año de bachillerato en la Escuela de Comunicación con concentración en relaciones públicas y estará representado por segunda vez a los cocodrilos en las Justas Lai 2017 en las pruebas de salto alto , salto triple y salto largo. ¡Mucho éxito Candy a morder duro!

Calce:
Candy Toche estudiante de la Universidad Metropolitana representó a su institución en la última clasificatoria Lai que se llevó a cabo en Mayagüez, defendiendo la primera posición en la disciplina de salto alto registrando 1.75 cm que además la clasificó a los Juegos Bolivarianos y Sudamericano de Mayores, competencias en las que vestirá los colores de su país.
 ..

 
  La maravillosa experiencia de ganar y perder...Confesiones de una estudiante atleta
 

Es como si incluso mi corazón se estuviese preparando para correr, mi respiración va en progresión. Mi cuerpo no deja de temblar y no lo puedo controlar, mis pupilas  ..

 
más info

La lanzadora de softbol perseveró para estar en unos de los mejores equipos de la LAI

 

Sábado, 15 de abril de 2017 (Guayanilla, Puerto Rico) – ¡El que persevera, triunfa! En muchas ocasiones de la vida, el ser humano se encuentra con la oportunidad de cumplir sus sueños. El camino puede estar lleno de pruebas, las cuales se pueden superar con una buena actitud y disciplina, sin quitar la mirada del objetivo.

Reina Morales Galarza es uno de muchos ejemplos de perseverancia en la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI). Desde siempre su sueño fue competir en uno de los mejores equipos de softbol de la Liga. Lo que la llevó a experimentar un viacrucis de entrevistas con tres de los programas más sólidos de la disciplina universitaria. Pero, solo una se fijó en ella: las bicampeonas y finalistas edición 2017, Cocodrilas de la Universidad Metropolitana (UMET).

“Yo desde un principio quería ir al Colegio de Mayagüez. (Francisco) Kiko Cintrón, el dirigente, me vio y me expresó que le gustaría que fuera con él por lo bien que pitcheaba. Pero, ellos no me dieron seguimiento. No me dijeron nada. Fui a la Inter de Ponce para los ‘try outs’, pero también se estancaron un poco en reclutarme”, contó la guayanillense criada en el barrio Quedrada.

Las esperanzas de ser parte de una novena poderosa en uno de los torneos más sólidos a nivel de Puerto Rico se mantenían vivas. La hija de Sandra Galarza Ramos y José Luis González López continúo exponiendo su talento en el torneo Latinoamericano de Pequeñas Ligas donde, sin saberlo, estaba siendo observada por el dirigente Gerardo “Jerry” Flores de la UMET. Flores estaba presente en el torneo dirigiendo el equipo internacional de Puerto Rico, mientras Reina jugaba para uno de los equipos locales.

“Jerry rápido vino a verme a Guayanilla. Me había visto hace tiempo desde los Latinos de softbol, donde siempre jugaba con el equipo local, no con el equipo de Puerto Rico. La diferencia de la UMET a otras instituciones fue que me dieron seguimiento. Me llamaron rápido. Me invitaron al parque de ellas, que es en Villa Nevares (San Juan). En la visita a la UMET me enseñaron el complejo. Yo estaba muy contenta, porque estaba entrando a un equipo de muy buena calidad y alto nivel. Desde principio me sentí cómoda”, continúo narrando la egresada de la escuela superior Asunción Rodríguez de Sala en la Tierra de Agüeybaná.

El trabajo en la UMET ha sido mayormente de cerradora, y fue iniciadora frente a las Pioneras de la Pontifica Universidad Católica con victoria. Sus habilidades deportivas empezaron a los siete años de edad cuando jugaba béisbol con los varones en el barrio Magas Arriba. Un año más tarde empezó su especialización con la novena Princess de Yauco. En su trayecto escolar obtuvo grandes logros jugando voleibol y quedando subcampeona nacional en doble, representado la escuela intermedia Francisco Rodríguez López, donde fue guiada por su maestro de educación física, Nelson Rodríguez.

¿Cuál ha sido la enseñanza más grande que ha tenido, hasta el momento, en su carrera deportiva? “Uno nunca se debe quitar. Cuando uno juega en el área sur, piensa que no vamos a llegar a jugar con el mejor equipo de la LAI o del área metro. Cuando uno quiere algo, tiene que trabajar duro. Hay que dedicarse. Siempre tener buena disciplina, porque eso lo ve mucho los coaches. En un equipo no se juega para uno solo, sino para el equipo”, indicó la estudiante de enfermería con 3.51 de promedio académico.

Reina estará vistiendo el uniforme de las Cocodrilas en su primera final desde este lunes a la 1:00 de la tarde frente a las Juanas del Colegio de Mayagüez en el estadio Julio Rivera de Hormigueros

 ..

 
  Reina Morales un ejemplo de perseverancia deportiva de cara al Festival Deportivo LAI
 

La lanzadora de softbol perseveró para estar en unos de los mejores equipos de la LAI Sábado, 15 de abril de 2017 (Guayanilla, Puerto Rico) – ¡El que perse ..


 

Comparte la Justas
Accede 2014

Recent Posts


Tags


Archive

 
Programación
Noticias
Copyright 2012 Sistema TV. Derechos reservados

Documentos públicos:
Close Captioning Contact Information
EEO Public File Report 2012-13
EEO Public File Report 2013-14
WMTJ-TV FCC Public File
WQTO FCC Public Profile
Local Content and Service Repor
Sistema TV Logo